En cuanto llegue el momento de iniciar tu reserva, pulsa el botón empezar y te mostrará la posición del vehículo reservado. Antes de abrir el coche comprueba si el control de daños se corresponde con el estado actual del vehículo. Si observas algún daño (golpe o arañazo de más de 5 cm) que no se encuentra listado, debes hacer una foto para que conste que no ocurrió durante tu reserva. 

Entonces puedes pulsar el botón “Abrir” e iniciar tu trayecto. Recuerda que la llave del coche es tu teléfono, así que cada vez que necesites cerrarlo durante tu reserva debes pulsar el botón “Standby”.